domingo, 28 de enero de 2007

Entrevista con el Dr Angel Escudero


(El link para bajar el libro del Dr Angel Escudero se encuentra en una entrada anterior)

Medicina del futuro
Entrevista con el Dr Escudero
Fuente: Revista Fusión

Este cirujano habla con los pacientes y los anestesia.
No utiliza ni anestesia farmacológica, ni analgésicos, ni antibióticos.
La cicatrización es más rápida y ninguna de sus incisiones se ha infectado.

Su sistema sirve para operar y asistir partos, prevenir enfermedades y tener una vida más plena.
En busca del Doctor Escudero, en su página web deja bien claro que es un cirujano titulado, colegiado con el nº 4.692.
Un hombre de ciencia que ha conseguido descifrar uno de los secretos de la naturaleza humana.

-Para los que nunca hayan oído hablar del tema, ¿qué son la Noesiterapia y Noesiología?

-Noesiterapia procede de dos términos griegos: NOESIS, acción de pensar, y TERAPIA, curación. Por tanto, etimológicamente Noesiterapia significa "curación por el pensamiento".
Y es que todo lo que consiguen mis pacientes y seguidores, desde programar su analgesia psicológica para cirugía o para el parto, así como poner en marcha los mecanismos naturales de la curación, defenderse del estrés o aprender a lidiar cualquier situación comprometida de la vida tiene su fundamento en lo que cada pensamiento significa -a través del cerebro- para nuestra vida.

Noesiología es la ciencia que estudia los efectos del pensamiento en nuestra propia vida y en nuestro entorno.

-¿Qué distinción hace usted entre mente y cerebro?

-Mente es un concepto abstracto más difícil de comprender que cerebro, algo físico y que no hay lugar a confusión al mencionarlo.
El cerebro es un ordenador biológico diseñado, entre otras cosas, para atraer y hacer verdad en nuestra vida lo que pensamos.

La ignorancia de esta realidad es la causa de la mayoría de los males que sufre la humanidad, ya que culturalmente hemos aprendido a hablar más de males que de bienes. Y así nos va.

-¿En qué teoría o certeza basa su sistema de anestesia mediante el pensamiento?

-En la experiencia de más de treinta años haciendo mi trabajo quirúrgico sin necesidad de anestesia química. Y en la comprobación de que cada pensamiento produce en el ser humano lo que he llamado una Respuesta Biológica Global Armónica, que es acorde con el contenido de cada pensamiento.
De modo que cuando un pensamiento nos da paz, tranquilidad, bienestar e incluso felicidad, se producen una serie de reacciones en nuestro cuerpo, que en términos médicos diríamos que va acompañada de un "predominio vagal muscarínico", que identificamos fácilmente porque en la boca se produce una saliva fluida, agradable -saliva vagal-.
Esta situación biológica, además de facilitar el conseguir la analgesia psicológica de una forma sencilla, mejora la circulación, el metabolismo y el estado inmunológico.
Esta es la razón por la que en miles de incisiones operatorias no haya registrado ni un solo caso de infección postoperatoria, sin usar antibióticos.

Todo lo descrito está incluido en el concepto de Respuesta Biológica Positiva.
Y al contrario, todo pensamiento que nos intranquiliza produce una Respuesta Biológica Negativa.
"La medicina moderna está equivocada al pensar que la enfermedad solamente se puede curar con productos químicos. Los mecanismos de la curación están en la propia naturaleza humana"

-¿Cuál es la labor del paciente en sus operaciones con anestesia mental?

-El paciente -antes de entrar al quirófano- ha comprobado que su cerebro está diseñado para obedecerle, que puede conseguir con facilidad la analgesia psicológica, y ha comprendido la importancia de vivir en respuesta biológica positiva.
Le basta querer lo que necesita para conseguirlo, con una facilidad que sorprende. Hay que tener en cuenta que la analgesia psicológica la consigue el paciente; el profesional de la medicina le enseña y apoya en todo momento, pero es el propio paciente quien la consigue. De ahí que la denominara Psicoanalgesia Volitiva, ya que es la voluntad, el deseo del paciente la única condición imprescindible para conseguirla.

-¿Qué es para usted la enfermedad? ¿Podríamos decir que su origen está en el cerebro y es en él donde se deben dar los cambios enfocados a la curación?

-La enfermedad es, de ordinario, el resultado de vivir en respuesta biológica negativa, que entre otras cosas disminuye el estado inmunológico, las defensas del organismo y hasta facilita la puesta en marcha de algunos procesos condicionados genéticamente, que no se habrían sufrido si esa persona hubiera aprendido a vivir en respuesta biológica positiva.

Dejamos al margen las enfermedades carenciales originadas por diversas deficiencias -en especial alimenticias-, pero hasta la mayoría de accidentes de tráfico y laborales se deben a que quien los padece o provoca está en respuesta biológica negativa.

Quiero insistir en algo fundamental para la salud: es necesario vivir con ilusión, buscar en la vida todo lo que pueda parecernos positivo, dentro de nosotros mismos o en nuestro entorno.
Y recalco algo que es fundamental, como profilaxis de tantas enfermedades, incluido el cáncer: hay que agarrarse a la ilusión por vivir, en especial cuando se producen problemas en nuestra vida, a nivel personal, familiar, profesional o al que fuere, y no depende exclusivamente de nosotros el resolverlos.

Hay que abrir las alas y pasar por encima de ellos, porque lamentarnos de los mismos sólo sirve para agrandarlos y ponernos en respuesta biológica negativa, con todas sus consecuencias para la salud y para la vida.

A los enfermos de cáncer en especial les doy un consejo que es fundamental para su curación: "busca todo lo que pueda ilusionarte en la vida, que si logras esto estarás poniendo en marcha los mecanismos naturales de la corrección del error que se produjo en el ADN de alguna de tus células, que es el oncogén".
Algo tan sutil como corregir ese cambio microscópico sólo lo puede remediar tu propia naturaleza, y esos mecanismos naturales se ponen en marcha con la ilusión por vivir.

-¿Qué relación mantiene con las industrias farmacéuticas?

-En primer lugar he de decir que la medicina moderna está equivocada al pensar que la enfermedad solamente se puede curar con productos químicos.
Los mecanismos de la curación están en la propia naturaleza humana y por tanto lo que hay que aprender es a usarlos inteligentemente.

Esta es la medicina natural, la Noesiterapia. Si después se necesita alguna ayuda, usemos inteligente y prudentemente lo que la farmacia nos ofrece -y bienvenida sea-, pero no nos engañemos: ningún producto químico resuelve los conflictos humanos, que nos ponen en respuesta biológica negativa, que nos estresan, que son la etiología, la causa primera de la enfermedad.

"Es prioritario humanizar la medicina. Hoy se pierde de vista al ser humano para estudiarlo a cachitos, por órganos, perdiendo el sentido de unidad"

-Su página web comienza con una cita suya: "El conocimiento y uso correcto de las capacidades naturales del ser humano permitirán al hombre vivir en un camino de progreso sin fin" ¿Por qué esa frase preside su web? ¿Cuáles son para usted las capacidades naturales del ser humano?

-De mis explicaciones anteriores puedes deducir que lo esencial en el hombre es el poder creador -de bien y de mal- de su pensamiento. Vivimos de acuerdo con nuestros pensamientos.

No en vano digo que "los pensamientos son las manos del alma que modelan la vida del hombre". Y no es una frase bonita o una metáfora, es una realidad como la vida misma.

-¿Qué pensamientos cotidianos nos impiden desarrollar plenamente las capacidades de nuestro cerebro?

-La educación negativa que hemos recibido. Hemos aprendido a hablar con lujo de detalles del mal, ¿y del bien? En cambio lo que hay que hacer es justo lo contrario: hablar sólo del bien que necesitamos.
Y cuando tenemos o tememos algún mal hay que aprender a encontrar el bien opuesto y pensar que eso es lo que necesitamos.
¿Te suena la palabra "imposible"? Cada vez que la usas te estás autolimitando, estás cerrando la puerta a nuevas soluciones para los problemas de cada día.

-Una labor que nunca descuida es el enseñar sus ideas a otros médicos y enfermeras mediante seminarios. ¿Por qué esa atracción por enseñar?

-Porque desde que encontré este camino en el ejercicio de mi profesión fui consciente de que era un tesoro que debía compartir con mis semejantes, y así lo he hecho a lo largo de más de treinta años, y cada vez más.
Piensa que mi último libro "Curación por el pensamiento-Noesiterapia", en su versión electrónica en español e inglés se puede descargar desde mi web: http://dr.escudero.com

Yo regalo mi experiencia y pido a quien se lo descarga que dé cinco euros -o lo que pueda- a un necesitado en su entorno.
En este momento se están descargando el libro desde 96 países de todo el mundo.
Estamos poniendo en marcha una gran red de solidaridad a lo ancho y largo del mundo, cosa que me produce la mayor de las satisfacciones, la de compartir el bien que encontré -con mi trabajo y esfuerzo- con mis semejantes.

"Todo lo que consiguen mis pacientes, desde programar su analgesia psicológica para cirugía o para el parto, a defenderse del estrés tiene su fundamento en lo que cada pensamiento significa para nuestra vida"

-¿Qué asignatura diría que falta en la carrera de Medicina y que sería urgente añadir?

-Humanizar la medicina es algo prioritario. Hoy se pierde de vista al ser humano para estudiarlo a cachitos, por órganos, se pierde el sentido de unidad.

Hay que potenciar la Medicina Preventiva, que tendrá su fundamento en un mejor conocimiento de la influencia del pensamiento en la calidad de vida y en la salud.
Debemos ser conscientes de que hay que quitar énfasis al afán diagnóstico, al afán de demostrar -con toda clase de exploraciones y analíticas- la existencia de patologías en el cuerpo.
Lo realmente importante es descubrir las causas que las motivaron, que de ordinario están en el alma, que no se puede fotografiar.

Y mientras no se remedien las causas de esas alteraciones en el cuerpo estaremos haciendo un tratamiento inadecuado de la enfermedad. Hay que buscar y tratar de corregir las causas.

En esta tarea nosotros podemos enseñar al paciente cómo, pero el trabajo y el mérito siempre serán suyos, así como el protagonismo de la curación.
Es absurdo ir al médico para salir de su consulta con una receta, que en ningún caso va a ser el remedio que el paciente tiene que encontrar para los problemas de su vida, que son la etiología primera de su enfermedad.

-Trabaja intensivamente como médico, imparte seminarios, dibuja, esculpe y compone música. ¿La organización del tiempo es otra de las capacidades del cerebro aún por explotar?

-Hace años, al salir del quirófano ofrecí a una enfermera unas entradas para la Feria Internacional de Arte donde exponía mi Homenaje a Sorolla, grabados en mármol gris italiano... Ella me preguntó que de dónde sacaba tiempo para todo lo que hacía. Yo le pregunté: "¿Cuántas horas trabajas al día?". Me dijo que ocho. Y añadí: "¿Y qué haces hasta completar las veinticuatro?"

-El prestigioso bioquímico Robert Sheldrake acaba de publicar su teoría de la "mente extendida" en la que afirma que nuestras mentes están sometidas a la influencia del universo, pero también ellas dejan su huella en lo que las rodea. Según su experiencia, ¿cómo influimos unos seres humanos en otros?

-Yo diría a Sheldrake simplemente una cosa, que cada pensamiento de un ser humano sale de él y no hay barrera que lo pare, ni distancia que no pueda salvar.
Que cada pensamiento llega al inconsciente de todo ser humano, y que como desgraciadamente se piensa y se habla tanto de males, estamos llenando el inconsciente de cada ser humano de negatividad, de tinieblas.

Si queremos que nuestra civilización tenga una salida positiva y su fin no sea un holocausto nuclear hay que cambiar la motivación fundamental de los actos humanos, que es el temor, por amor.

-Siguiendo con la teoría de Sheldrake, ¿qué huella querría dejar en el universo que le rodea?

-Que nuestra sociedad entienda el mensaje de esperanza que supone mi experiencia del ser humano en mi práctica diaria como médico y cirujano. Que se sepa que el hombre y nuestra sociedad son el reflejo de sus pensamientos. Que el bien no tiene límite y el mal no tiene futuro, como dice Mamatús, mi esposa y colaboradora.